viernes, 21 de mayo de 2010

cuenta regresiva

Yo ya sé muy muy muy bien que la harina es la base de la pirámide nutricional.

Lo sé tan bien y me lo tomé tan pero tan en serio, que en el último tiempo me dediqué con muchas ganas a comer cosas hechas con harina.

La coca cola es otra historia. Nuestra historia de vida-compartida se remonta a mi infancia y nuestros furtivos encuentros en cumpleaños, navidades y cualquier ocasión especial.

Mi mamá no me dejaba tomar coca-cola todo el tiempo, pero cuando crecí, las cosas cambiaron. Cualquier lugar es el lugar.

siempre coca-cola

2 comentarios:

Morty dijo...

fuerza, lo lograrás!

Thiago dijo...

¡Siempre!