viernes, 16 de julio de 2010

buenas ideas

Ayer almorcé con mi papá y después de comer fuimos al kiosco.

j: ¿probaste el chocoarroz ese nuevo?
p: no

y bueno, ahí me puse a explicar lo que era el chocoarroz.

No, no le dije que era una golosina para gordas en recuperación.

Le dije que me parecía una idea fantástica agarrar dos cachos de galleta de arroz (o de telgopor) ponerles relleno de tita y bañar todo en chocolate. La verdad que la persona que tuvo esa idea se merece hacerse millonario. posta.

pero ahora yo me pregunto, ¿realmente tendrá menos calorías que una barra de cereal? engordará lo mismo que una tita pero el argumento de "light" le habrá servido para su relativo éxito?


Prueba de que lo del telgopor bañado en chocolate es realmente una buena idea es que al poco tiempo apareció el natuel y cachafaz sacó su propia versión de la golosina.


Leyendo un poco, me percaté de que el de cachafaz tiene más calorías y no es muy diétetico que digamos, lo cuál prueba que el coso en sí es rico.


y ese es el motivo por el cuál ahora soy adicta al telgopor bañado en chocolate

(igual me gusta más el que tiene relleno de limón que el de dulce de leche)


en la próxima edición, un post sobre sopas instantáneas

4 comentarios:

Sol dijo...

me gustan las galletas de arroz. así que el invento del alfajor de arroz..me parecio magnifica.

juna calamidad dijo...

sol!
bienvenida al blog

un barrilete dijo...

:D
me dieron ganas de uno. ñam.

Thiago dijo...

El dulce de leche me puede jajajaja.

Sin que hayamos charlado jamás del tema, siempre lo vi, también, cual telgopor, jaja; rotundo cambio de tema, ¿te contestó JdG? (me sigo riendo con ese e-mail)