jueves, 15 de julio de 2010

sofisticated mama

el otro día fui a comprar ropa con mi mamá
antes de entrar a cualquier local le dije, le aclaré, le repetí una vez más
que generalmente no uso/compro:

-ropa con chirimbolos (o sea, flequitos, volados, tiritas, especialmente si son de modal)
-telas sintéticas brillantes
-colores secundarios (violeta, anaranjado, verde sólo si es oscuro, nada de lechuga)
-colores pastel
-pantalones tiro bajo (ya tengo unos y los uso cuando no me queda nada limpio)
-colores caqui
-estampados
-estampados chillones
-estampados berretas
-cosas infladas (como esos chalecos brillantes que se usan ahora)
-mini-minifaldas
-telas ajustadas al cuerpo (modal)
-diseños modernos
-pantalones anchos
-colores claros


creo que una de las cosas que más odio de la vida es el color magenta (o fucsia sí prefieren).

3 comentarios:

querés melón? dijo...

Me fascina la palabra chirimbolo. No los chirimbolos en sí, sino la palabra.

Es como un fetiche lingüístico.

Thiago dijo...

Me encanta tu obsesión con Modal jajajaja.

juna calamidad dijo...

kids:

QM: chirimbolo es una palabra fantástica, junto a batiburrillo y sambenito

T: no, yo no estoy obsesionada, no sé de donde sacás esas locas locas ideas. Sí hasta tengo un amigo de modal!